×
¿Qué es Yo me sumo? Desafíos Especialistas Autoridades Universidades Contacto

Desde el gasto público: ¿Cómo reaccionamos ante el COVID-19?

Publicado 27-03-2020, 14:28 hrs.

Compartir: Twitter Facebook

Llama la atención de las autoridades para resolverlo súmate

+ Yo me sumo

45 ciudadanos

4 autoridades

7 especialistas

¿Cuál es el desafío?

La pandemia de coronavirus implica desafíos importantes para las finanzas públicas en México.

En materia de gasto, en 2020 de cada 100 pesos que el gobierno programó para infraestructura física pública, sólo tres pesos son para salud. La situación es más grave cuando vemos los subejercicios en este rubro. Del presupuesto para desarrollo de infraestructura y equipamiento para los servicios públicos de salud en 2019, no se gastó el 65%. Es decir, de un presupuesto aprobado en el PEF 2019 de 17,752 mil millones de pesos (mdp), no se gastaron 11,510 mdp.

La mayor parte del presupuesto no ejercido estaba asignado a programas o proyectos para la ampliación o remodelación de instalaciones y a la adquisición de equipo médico.

Al analizar el subejercicio por institución en 2019, se observa que el IMSS fue la institución que tuvo el mayor subejercicio en términos de monto (-8,305 mdp o -74%). Sin embargo, porcentualmente el ISSSTE es la institución que tuvo un mayor subejercicio con 81%, respecto a su presupuesto aprobado.  Le siguió el IMSS con 68%, el gasto del Ramo 33 clasificado en proyectos de inversión en salud con 50% y por último la Secretaria de Salud con 47%.

 

Además, ante la contingencia, preocupa la baja capacidad instalada en el sector salud en nuestro país.

Se estima que el contagio se extienda a 250 mil 656 personas, pero sólo 175 mil 459 acudirán a servicios médicos. De estos casos, se prevé que 140 mil 367 reciban tratamiento ambulatorio, es decir, que 80% de los pacientes no tendrán que permanecer en un centro hospitalario.  Si esta estimación se cumple, el 14%, que son 24 mil 564 personas, requerirán de hospitalización y serán 10 mil 528 los que necesiten ingresar a terapia intensiva, el 6%[1].

Tomando en cuenta los casos que requerirán hospitalización y enfocados en los hospitales de la Secretaria de Salud[2],  analizamos la capacidad instalada para brindar servicios de atención a la salud en el contexto del Coronavirus[3]; el inventario de hospitales de segundo y tercer nivel, que son los que atenderán los casos graves[4], la reserva de médicos, incluidos los especialistas necesarios para atender las complicaciones de este virus, así como enfermeras. Los resultados se presentan a continuación.

 

El sistema de salud en México

 

El sistema de salud en México esta segmentado. Las pacientes no pueden ser atendidos en cualquier hospital público, lo cual resulta en menos infraestructura hospitalaria disponible para brindar servicio a la mayor parte de la población. El acceso a la salud está condicionado de acuerdo al estatus laboral; 57% de la población trabaja en la informalidad y no está inscrita en un sistema de seguridad social formal[5]. Solo 14% de hospitales de segundo nivel puede atender a este amplio grupo poblacional. Esta administración impone rigidez para atender la actual emergencia.

Hay 4 mil 718 hospitales públicos y privados con servicios de hospitalización a nivel nacional[6], y de éstos, 97% son de segundo nivel y sólo 3% son institutos de alta especialidad. De los 4 mil 554 hospitales de segundo nivel[7], 72% son privados y sólo 14% son de la Secretaría de Salud, que atienden a personas sin seguridad social. De los 164 hospitales de tercer nivel, 65% son de la Secretaría de Salud, 22% del IMSS e ISSSTE y 5% son privados.  Para el tercer nivel la mayoría de los hospitales son de la Secretaría de Salud y son accesibles a este tipo de población, sin embargo, las cuotas de recuperación suelen ser mayores.

 

El principal problema es que los hospitales de la Secretaría de Salud trabajan a su capacidad instalada y presentan escasez de equipo médico. Actualmente, atienden 71% de los brotes de coronavirus que han necesitado hospitalización y se espera que atiendan aún más.

En lo que se refiere a hospitales, México no es el país de la OCDE con menos hospitales por millón de habitantes[1], se encuentra incluso por arriba de Italia y España que tienen 18 y 17 hospitales por cada millón de habitantes, respectivamente.

En lo que se refiere a recursos humanos en el sector salud, México está 28% por debajo del promedio de médicos y 68% del promedio de enfermeras, ya considerando el personal de instituciones públicas y privadas. El promedio de médicos en estos países por cada mil habitantes es de 3.4 médicos y 8.7 de enfermeras. En contraste, nuestro país tiene 2.4 médicos y 2.9 enfermeras por cada mil habitantes.

El caso de la Secretaría de Salud, que es la institución que más casos hospitalizados de coronavirus deberá atender, es más grave. Hay sólo 0.5 médicos que por cada mil habitantes y 0.8 enfermeras, a nivel nacional, cifras muy alejadas de los estándares de los países de la OCDE[2]. En la Ciudad de México, que es la entidad que cuenta con más médicos y enfermeras por cada mil habitantes, la Secretaría de Salud reporta 1.1 y 1.8, respectivamente. Es decir 43% menos de doctores que China, 71% que menos España y 72% menos que Italia.

Al analizar el número de médicos con las especialidades requeridas para atender a pacientes graves de COVID-19: internistas, neumólogos, urgenciólogos y anestesiólogos, se observa que el número por cada mil habitantes es cercano a 0; en el caso de los anestesiólogos la mayoría de los estados sí cuenta con más médicos de esta especialidad.

Con respecto a especialistas quirúrgicos, México es el país que menos especialistas de este tipo tiene. Por cada mil habitantes México tiene 0.1 especialistas quirúrgicos, en contraste Italia y España cuentan con 1 especialista. 

 

En lo que se refiere al número de camas, el total de camas a nivel nacional en hospitales de la Secretaría de Salud es de 56 mil tanto en áreas de hospitalización y fuera de éstas. Contamos con la mitad de las camas que otros países con brotes graves de coronavirus, como Italia y España.  El número de camas en hospitales públicos por cada mil habitantes en México es de 1.0, menor que Chile y Colombia con 1.6 y 1.7, respectivamente. En contraste, Italia y España tienen 2.1 y 2.0 camas por cada mil habitantes.

 

Es importante enfatizar que, de las 56 mil camas disponibles, sólo 4% (2 mil 483) se ubican en el área de terapia intensiva e intermedia, que es en donde se atienden a pacientes graves que requieren un ventilador mecánico para respirar. A nivel nacional, se cuenta con 0.02 camas en terapia intermedia e intensiva por cada mil habitantes. Por arriba del promedio está la CDMX, Chihuahua y Campeche con más de 0.02 camas en estas áreas, por cada mil habitantes.

Enfrentamos un déficit de médicos y enfermeras. Es necesario también identificar si tienen el equipo médico y los recursos suficientes para hacer frente al coronavirus.

El gobierno estima que habrá 10 mil 528 personas que necesitarán de hospitalización por la gravedad de los síntomas, pero el país cuenta sólo con 5,523 ventiladores mecánicos[1]. El 52% de los ventiladores mecánicos están en hospitales del IMSS, 37% en hospitales de la Secretaría de Salud y el 10% restante se distribuye en clínicas del ISSSTE, Pemex, Sedena y Semar. Es decir, con esta capacidad instalada, alrededor de 5 mil personas no podrán recibir cuidados intensivos en caso de que los requieran al mismo tiempo, por eso es indispensable hacer todos los esfuerzos para que no se requieran al mismo tiempo y para ampliar la capacidad. Tarde o temprano la hospitalización de los pacientes se tendrá que priorizar en función de las complicaciones de salud y la capacidad de los hospitales. No podemos permitir que el juicio médico tenga que decidir quién ingresa y quién no y que la derechohabiencia de los pacientes determine el acceso a los ventiladores mecánicos.

 

Concentración geográfica de las unidades totales de servicios de atención a la salud

 

Además, se observa que existe un sesgo de atención y recursos al centro del país por concentración de unidades de hospitalización pública. Esto implica que la población en zonas rurales que además se desempeña en una actividad informal tiene acceso a menos hospitales y camas para ser atendidos en caso de complicación.

El 33% de las unidades de tercer nivel se ubican en la CDMX, al sumar el Estado de México y Jalisco el porcentaje que abarcan las tres entidades es de 52% del total de las unidades de tercer nivel. La CDMX, Guanajuato, Puebla y Michoacán concentran 35% de los hospitales de segundo nivel. Los estados como Morelos, Colima, Aguascalientes, Querétaro y Tlaxcala suman en conjunto el 5% de hospitales públicos, a nivel nacional, para ambos niveles de atención.

Hasta ahora, los brotes de COVID-19 se han concentrado en los estados que menos adolecen de infraestructura hospitalaria al contar con varios centros a su disposición. Si el virus se extiende a otros estados, no se correrá con la misma suerte.

La desigualdad se acentúa al analizar los datos por estado. De nuevo, la CDMX concentra el mayor número de camas por mil habitantes en áreas de hospitalización y en otras áreas: 0.7 y 0.2 respectivamente. Le sigue Campeche, Tabasco y Durango que tienen en promedio 0.4 camas de hospitalización y 0.2 camas en otras áreas por mil habitantes.

 

Medidas para enfrentar la crisis en salud

 

Claramente con el panorama explicado, es urgente reasignar el presupuesto de 2020 para ampilar la capacidad instalada. La capacidad actual es significativamente menor a la de países europeos que han sido desbordados por el número de casos graves de Coronavirus. México enfrenta un  riesgo considerable de no poder atender el número de casos que oficialmente se espera que se compliquen.

La Secretaría de Salud tiene esto en cuenta y delineó un proceso de reconversión hospitalaria, mediante el cual se propone transformar escuelas, gimnasios, o lugares públicos en hospitales temporales. Pero el tiempo apremia y es urgente asignar un presupuesto y movilizar recursos para comenzar desde ya.

Esta estrategia debe tomar en cuenta que se requerirá más equipo médico e instalaciones especializadas, como el equipo de ventilación mecánica protegido con filtro de alta eficiencia (BS EN 1332-1). Hay más de 4 mil hospitales privados que podrían adecuarse para atender pacientes con Coronavirus y para hacer las pruebas evitando contagios al resto de pacientes en centros de salud.

Algunos estados ya tomaron acciones. En Hidalgo se instaló un hospital inflable para atender únicamente casos de coronavirus confirmados y sospechosos. El hospital contará con 50 camas, farmacia, laboratorio y unidad de telemedicina. Guanajuato habilitará un hospital especializado en el coronavirus, este hospital contará con 221 camas censables y 128 camas no censables. 

La Secretaría de Salud informa todos los días el avance de los casos en el país y de la estrategia para proteger a la población. Sin embargo, es incierto si los 2 mil 053 ventiladores mecánicos son suficientes para atender a los 10 mil 528 casos que se estiman los necesiten. Hasta el día de hoy, no sabemos la ubicación exacta de estos respiradores y el número de estos equipos que se tienen en otros hospitales del IMSS, ISSSTE y privados en cada estado. En conferencias de prensa se informó que los recursos se entregaran a los estados conforme avancen los brotes del virus.

La mala capacidad instalada es un resultado de la mala gobernanza del gasto público. Los recursos dejan de asignarse a áreas prioritarias, amenazando el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos. Hay una pobre ejecución de los proyectos de inversión durante el primer año de los gobiernos, que también se ha visto en los dos gobiernos anteriores.

Por último, la transparencia debe evolucionar, debería existir una plataforma georeferenciada que informe a la población en general, a las instituciones, niveles de gobierno, sector privado, sobre la evolución de indicadores en tiempo real, que incluya proyecciones de la misma evolución; de los casos sospechosos, confirmados, decesos, capacidad instalada, etc. Una sociedad bien informada tomará decisiones adecuadas y oportunas.

Anexo

 En México hay tres niveles de atención en salud. El primer nivel se enfoca en cuidados de la salud, prevención de enfermedades y atención ambulatoria a enfermedades comunes. En el segundo nivel se cuenta con laboratorios y servicios de apoyo diagnóstico de imagenología, y la atención se da en hospitales generales o de especialidades básicas. Estos hospitales se encuentran distribuidos por toda la república.

Por último, está el de tercer nivel, donde la atención es especializada y compleja, y además se desarrollan actividades de investigación clínica básica. 

En este nivel se encuentran los Institutos Nacionales de Salud, como el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y el INER (Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias), que se encuentra en la Ciudad de México. Estos institutos clave en la pandemia porque son los que dirigen las principales acciones a nivel nacional ante los brotes de COVID-19.

 

 [1] El Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece).

[2] Consultar el anexo para mayor información sobre el tipo de hospitales en los que se enfoca el análisis.

[3] A partir de datos públicos disponibles de dicha secretaría.

[4] La Secretaría de Salud recién publicó un diagnóstico de capacidades de infraestructura e insumos médicos ya instaladas, pero que no aclara en qué hospitales y estados se ubican. Conocer la distribución de estos recursos nos ayudaría a saber si están donde más se necesitan.

[5] Una parte importante de esta población estuvo adscrita al Seguro Popular (SP), el cual se desechó en 2019 y se encuentra iniciando una transición accidentada al Insabi. Este nuevo esquema “ofrece” cobertura universal de servicios, pero no cuenta con financiamiento sostenible y Reglas de Operación (ROP) para saber cómo funcionará en la práctica el sistema de cobertura y qué se puede entender por “universal”.

[6] No se incluyen los que dan sólo consulta externa

[7] De los 4 mil 554 hospitales de segundo nivel, 13% (592 hospitales) no tienen camas de hospitalización o fuera de esta área. Sin embargo, en la base de las CLUES se reportan como hospitales en operación. De estos, 575 corresponden a hospitales privados que no cuentan con la acreditación.

 [8] Las estadísticas de la OCDE consideran todos los establecimientos con licencia para proveer servicio médico, de diagnóstico y tratamiento que incluyen servicios médicos, de enfermería y otros servicios de salud para pacientes hospitalizados. Además de contar con los servicios especializados de alojamiento para atender a los pacientes hospitalizados. Incluye hospitales generales, de salud mental y especializados.

 [9] Las estadísticas de salud de la OCDE no desagregan la información de los médicos por especialidad. Los neumólogos, médicos especialistas en enfermedades infecciosas, internistas y otras especialidades se agrupan en el grupo de médicos especialistas. Mientras que los anestesiólogos e intensivistas, junto con otras especialidades quirúrgicas se agrupan en el grupo de especialistas quirúrgicos.

 [10] https://www.animalpolitico.com/2020/03/mexico-enfrenta-emergencia-covid-19-camas-respiradores-mecanicos/

Conoce las opiniones de los especialistas

Conoce las opiniones de los especialistas

En este apartado encontrarás los resultados de las encuestas que respondieron los especialistas.

La actual pandemia de coronavirus representa un reto para las finanzas públicas.

Se van a requerir acciones adecuadas y oportunas.

Participa en el foro de especialistas

1. Dado la actual emergencia que enfrenta el sector salud por el COVID-19, ¿estás de acuerdo o no estás de acuerdo, en que se reasigne parte el Presupuesto aprobado para 2020 (PEF 2020), con el fin de redefinir prioridades, posponer proyectos no prioritarios y orientar los recursos a financiar un aumento en la capacidad en los servicios públicos de salud?


7 respuestas

Moda: "a) De acuerdo"

{{data.options}} {{data.values}}

2. Justifica tu respuesta


7 respuestas

  1. Lo más importante y prioritario es la salud de la población, por ello se deberán diferir los proyectos insignia de esta administración e invertir en más camas de terapia intensiva y ventiladores.

    27-03-2020, 16:45 hrs.

    Maestro Pedro Torres Castellanos

    Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)

    Presidente del Comité Técnico Nacional de Infraestructura

    @TvaptTorres

  2. Considero que no se preveía una pandemia como la que estamos viviendo al momento de elaborar el presupuesto de egresos de la Federación por lo mismo hay que reasignar recursos para enfrentarla, sin embargo se requiere buscar recursos adicionales para mantener de pie a la planta productiva y hacer una selección de proyectos que se deben continuar esto es estratégico para que se de un horizonte de recuperación y crecimiento

    31-03-2020, 13:12 hrs.

    Dr. Clemente Ruiz Durán

    Facultad de Economía UNAM

    Profesor

  3. En una situación de emergencia la reorientación del gasto es inevitable, esencialmente en favor del sector salud. Sin embargo, los daños económicos serán enormes y recaerán principalmente en los grupos vulnerables. Por lo anterior, lo proyectos prioritarios del actual gobierno deben continuar y apoyarse con mayores recursos, con la intención de que puedan cumplirse y en lo posible ampliarse. En específico, los proyectos de infraestructura, la red de transferencias a grupos vulnerables y la consolidación del INSABI deben continuar en la agenda con apoyos superiores a los establecidos en el presupuesto anual. De manera complementaria, el gobierno debe realizar un mayor esfuerzo en transparentar el uso y destino de los recursos, los cuales comenzarán a ejercerse de manera directa. Así, se solicita al gobierno una argumentación del gasto, las condiciones de los contratos, y me sumo a la medida de geolocalizar la ubicación de los recursos.

    01-04-2020, 11:11 hrs.

    Dr. Luis Augusto Chávez Maza

    Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

    Profesor e Investigador de la Facultad de Economía

  4. Se requieren recursos significativos tanto para atender la emergencia de salud como mitigar el impacto de la crisis económica severa en puerta. Dada la debilidad fiscal actual, es conveniente reorientar gasto no esencial, en particular grandes obras de infraestructura que pueden ser suspendidos, al menos temporalmente, para financiar el gasto necesario en salud y apoyo directo a personas y empresas afectadas en todo el país.

    01-04-2020, 15:52 hrs.

    Gustavo Merino Juárez

    Tecnológico de Monterrey CDMX

    Profesor de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno

    @GustavoMerinoJ

  5. Hoy México, el mundo, son diferentes respecto a diciembre 2019. Hoy tenemos que cambiar las prioridades: Salud y empleo. Será necesario darle a estos dos rubros suficiencia presupuestaria amplia. El sector salud, mismo que sufrió reducciones recientes en su presupuesto, necesita recursos urgentes para la emergencia: comprar paquetes de pruebas para aplicarlas, ventiladores y todo el material necesario para proteger la salud de médicos y enfermeras. A raíz del confinamiento necesario, las personas están perdiendo sus empleos en el sector formal e informal. Es urgente que haya recursos púbicos cuantiosos para apoyar este empleo. El presidente se equivoca cuando piensa que no se deben apoyar al empleo vía las empresas. Éstas no tendrán recursos suficientes para mantener a toda la planta con las mismas condiciones. Eso es imposible. El gobierno se equivoca si cree que todo el peso para conservar el empleo debe estar en las empresas privadas, formales o informales. Algunas podrán hacerlo por cierto periodo, otras YA no lo están haciendo. Incrementemos ahora sí el déficit (asegurando que habrá forma de cobrarlo en el futuro, vía impuestos), reasignemos recursos de Pemex, Dos Bocas, Tren Maya, que ahora NO son prioritarios. Si se quiere, que se asignen recursos de vuelta para esos proyectos en 2021 (aunque no es aconsejable pues no es claro hoy, ni antes, que fueran proyectos socialmente rentables).

    01-04-2020, 20:19 hrs.

  6. Es evidente qué representa un reto, porqué habrá qué recurrir a recursos qué no estaban tomados en cuenta

    06-04-2020, 13:45 hrs.

    Mtra. Ángeles Beas Oropeza

    Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco

    Profesora e Investigadora

  7. Modificar la planeación de mediano o largo plazos debería ser la medida de última instancia; de inicio, el gobierno debe utilizar los fondos que tiene disponibles para enfrentar emergencias.

    10-04-2020, 02:52 hrs.

    Dra. Violeta Mireya Rodríguez del Villar

    Instituto de Investigaciones Económicas UNAM

    Profesora e Investigadora

    @v__r__v

Opiniones de las autoridades: La actual pandemia de coronavirus representa un reto para las finanzas públicas.


1.

El Gobierno Federal ha implementado medidas ante la situación. Se les ha dado un adelanto de recursos a las entidades federativas del programa de atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la población sin seguridad social, lo que les dará mayor liquidez a los estados para hacerle frente a la pandemia. Además de los recursos en salud con los que cuentan cada entidad federativa e instituto de salud aprobados en el Presupuesto de Egresos 2020. Además se ha puesto en marcha el plan DN-III-E que podrá a disposición el personal y equimo médico de la SEDENA y la SEMAR . Se trata de un plan de auxilio a la población civil y tiene como objetivo complementar todas las capacidades del Sistema Nacional de Salud en territorio nacional. En mi opinión, las medidas que ha tomado el gobierno federal han sido de acuerdo con las condiciones y la evolución de la pandemia. Avanzada la pandemia tendrán que adaptarse y añadirse las anteriormente mencionadas.

14-04-2020, 15:45 hrs.

Laura Imelda Pérez Segura

Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión

5

@LauraImeldaTlaq


¿Qué acciones han prometido los legisladores o funcionarios?

4 acciones se han sumado a este desafío

Acción Autoridad Tipo de autoridad

{{user.action_name}}

{{user.name}}

{{user.position}}
{{urCommission(user)}}
Felicítalo
Esa acción no se ha presentado.

1 autoridad aún no se suma:

{{unregistered.length}} autoridades aún no se suman:

Nombre Tipo de autoridad ¿Eres tú?
{{user.name}} {{user.position}}
{{urCommission(user)}}
Súmate Invítalo a sumarse

Consulta más información

En este apartado puedes descargar documentos, consultar notas y preguntas frecuentes.

Foro de especialistas

Si eres especialista o autoridad, inicia sesión y participa en la discusión. Recuerda revisar las reglas de convivencia y participación.

La actual pandemia de coronavirus representa un reto para las finanzas públicas.

Se van a requerir acciones adecuadas y oportunas.

Foro de discusión: La actual pandemia de coronavirus representa un reto para las finanzas públicas.


7 especialistas opinaron

1.

Hay que diferir o cancelar los proyectos faraónicos del actual gobierno e invertirlos en infraestructura hospitalaria equipos y medicamentos, así como en ayuda a los más necesitados.

27-03-2020, 16:47 hrs.

Maestro Pedro Torres Castellanos

Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)

Presidente del Comité Técnico Nacional de Infraestructura

@TvaptTorres


2.

Rediseñar el presupuesto para atender la pandemia, ya que fue elaborado con supuestos diferentes, el precio del petróleo era de 49 dólares el barril, a finales de marzo se cotizó a 10 dólares; el tipo de cambio se elevó de 18 a 24 dólares, todo esto traerá una reducción en los ingresos : a) Cómo resarcir ingresos? Elevar los impuestos al consumo (IVA), otra sería aumentar el déficit público emitiendo deuda, ambos son mecanismos que dotan de recursos en emergencias. b) El presupuesto requiere aumentar para enfrentar el gasto en salud, esto es prioritario para evitar el caos y salvar a la sociedad de muertes masivas; aumentar el gasto público para dotar de recursos a la población afectada por la pandemia, aumentar las transferencias a las personas para que puedan subsistir ante la falta de inactividad; aumentar el apoyo a las empresas para evitar quiebre masivos. c) definir proyectos estratégicos para evitar entrar a una recesión de largo alcance

31-03-2020, 14:40 hrs.

Dr. Clemente Ruiz Durán

Facultad de Economía UNAM

Profesor


3.

La reacción del gobierno y los ciudadanos debe ser cautelosa y basada en evidencia. En estos meses de contingencia debe existir un fuerte gasto en materiales médicos y, en meses posteriores, la prioridad será incentivar la economía. Se exige cautela, pues ante un exceso de demanda mundial por productos médicos, en el mercado se encontrarán oferentes abusivos en precios, vendiendo productos que no garantizan efectividad y no respetan las condiciones de entrega. Se exige también que los actos de gobierno se realicen con base a evidencia, si bien esto retrasa la ejecución, a mayor información se puede mejorar la organización y comunicación con la sociedad y entre las entidades participantes de los tres niveles de gobierno.

01-04-2020, 11:29 hrs.

Dr. Luis Augusto Chávez Maza

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Profesor e Investigador de la Facultad de Economía


4.

Ya di mi opinión amplia en la respuesta previa.

01-04-2020, 20:20 hrs.


5.

Se requieren recursos cuantiosos para atender la emergencia sanitaria y apoyar a empresas y personas afectadas por la crisis económica, en particular, para proteger empleos y el ingreso de las familias. Dada la debilidad de las finanzas públicas hay 2 posibilidades complementarias. Primero, reorientar gasto no esencial para dirigir los recursos hacia la atención en salud y la crisis económica. En particular podrían suspenderse grandes proyectos de infraestructura como el Tren Maya, Dos Bocas y Sta. Lucia. Incluso quizá convenga cancelarlos dada su dudosa rentabilidad social y económica, pero al menos podrían suspenderse para brindar apoyo directo e inmediato en salud y a los afectados por la crisis. Igualmente, es posible revisar y reorientar algunos programas sociales (Ver https://tinyurl.com/wygoeqd). Segundo, existe la posibilidad de endeudamiento responsable, estableciendo con precisión, quizá a través de ley, cómo se pagaría este endeudamiento en el futuro.

02-04-2020, 13:17 hrs.

Gustavo Merino Juárez

Tecnológico de Monterrey CDMX

Profesor de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno

@GustavoMerinoJ


6.

Se encontraron formas inéditas de recurrir a recursos sin incrementar deuda pública y, adicionalmente atendiendo compromisos, sin tener qué incurrir en crecimiento de capital por impago de intereses, tampoco reducir programas de inversión pública qué derivan en incremento de empleos, proteger los ingresos públicos no difiriendo carga fiscal y señalando que se deben pagar el impuesto sobre la renta, porqué fue de un ejercicio anterior., después dela huida de capitales y el despido de 400, 000 personas.

06-04-2020, 13:54 hrs.

Mtra. Ángeles Beas Oropeza

Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco

Profesora e Investigadora


7.

El tema es importante por el alcance de la pandemia y la necesidad de financiar las acciones que implemente el gobierno para disminuir su impacto.

10-04-2020, 02:53 hrs.

Dra. Violeta Mireya Rodríguez del Villar

Instituto de Investigaciones Económicas UNAM

Profesora e Investigadora

@v__r__v


Súmate: hazle llegar tus demandas a las autoridades

Súmate a este desafío